El futbolista que quería ser misionero

Ayer se jugó un Bayern Munich – Valencia, quizás muchos recordareis la final de Champions de 2000. El valencia perdió aquella final, pero hoy toca hablar de dos ediciones anteriores de aquella final.

Si os digo que se jugó en el Camp Nou, quizás tengais más pistas. He de confesar que yo lloré aquel día, pues no se debía llegar a ese final.

Era la temporada 1998-1999, jugaban el Manchester United y el Bayern Munich. En el minuto 93, se bota un corner en el que el defensa bávaro, Samuel Kuffour, deja sin marca al delantero Solksjaer, que remata a porteria consiguiendo el 2-1 final, después de una remontada épica por parte de los ingleses.

En el siguiente video se pueden ver los ultimos minutos de esta final. Y se queda grabado en la retina la imagen del mejor árbitro de la historia, Pierluigi Collina, animando a los jugadores del Bayern, que se han quedado llorando un el suelo. Uno de ellos es el protagonista de la historia de hoy, Samuel Kuffour. Su llanto y esa icónica imagen lo convirtieron en uno de los jugadores más queridos para la afición del Bayern.

Se retiró en 2009 en el Asante Kotoko de su país, Ghana. En la actualidad reside en la capital de Ghana, Accra, donde se ha convertido en empresario inmobiliario. Llegó a Europa con 15 años de la mano del Torino, en cuyo primer equipo no llegó a debutar.

Dos años después de perder ante el Machester, el Bayern Munich volvió a llegar una Final de Champions, esta vez frente al Valencia, donde ganaría en los penaltis por 5-4. Eso les llevaría posteriormente a ser campeones del mundo de clubes, en el torneo disputado en diciembre de 2001, en el que el club alemán ganaba a Boca Juniors por 0-1 con gol de… Samuel Kuffour en el minuto 109. Además ganó el MVP de ese partido.

En 2003, una hija suya, Godiva, falleció en un accidente en una piscina. Superó su pérdida, según él mismo, gracias a su fe. “Tal vez Godiva era un ángel“, dijo. “Ella vino a aclarar las cosas en mi vida. Ella vino a hacer lo que tenía que hacer y ahora ella está con Dios“.

Después de ese accidente, jugó dos años más en el Bayern Munich, despidiendose en 2005 para ir a la Roma, siendo cedido al Livorno y al Ajax. Hasta que en 2008 fichó por el Asante Kotoko.

Siempre ha dicho que una de sus metas en la vida era retirarse del futbol y ser misionero en alguna mision cristiana. En una entrevista a la BBC, dijo que sus compañeros del Bayern se quedan perplejos cuando, antes de cada partido se ponía a orar. Gracias a Dios encontró mucho apoyo a la muerte de su hija entre los Cristianos Ghaneses que vivían en aquella época en Munich.

Anuncios

Publicado el 21 noviembre 2012 en Champions, Futbol, Premier y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: