Es fácil averiguar lo que es diferente de mí

Si alguna vez buscas a Blake Koch entre un grupo de pilotos de NASCAR, sólo tienes que buscar al de la sonrisa más brillante. Tal vez es porque, más allá de su impulso a competir, Koch está motivado por el deseo de mostrar el amor de Dios y compartir el mensaje de esperanza que él ha aprendido personalmente. El estudio de la Biblia ha cambiado su vida, la enfermedad de su madre fortaleció su fe.

Hace un par de semanas hablabamos de él, ya que había perdido sus patrocinios por ser cristiano. Aqui tienes su historia y su testimonio contado en primera persona:

Empecé a correr en 2007. Tenía 21 años cuando me metí en un coche de carreras por primera vez. Antes de eso crecí entre motos de cross. Así que he estado alrededor de las carreras toda mi vida. Hice mi debut a nivel nacional en 2009 en el n º 81 de MacDonald Motorsports en Memphis. Empezamos 25º y acabamos 17 º en esa carrera. El nivel de competencia es muy alto. Aquí estoy ahora, a tiempo completo desde 2011.

Supe que mi madre había sido diagnosticada de cáncer de mama y de inmediato me sentí desolado. Pensé que el mundo estaba llegando a su fin. Yo realmente no volví a Dios en ese momento. Entonces me puse a orar. Pero justo cuando lo escuché, no me volví a Dios. No tuve la sensación de, “Todo va a estar bien.” Unos minutos más tarde lo puse todo en sus manos y sólo traté de entender que Él está en control y lo que está en Su voluntad es lo que está pasando.

Crecí en una familia cristiana. Oré con mi familia. Fui a la iglesia. Fui bautizado cuando tenía 12 años. Pero no estaba involucrado realmente en la iglesia. Yo sufrí las pruebas de un estilo de vida cristiana, las subidas y bajadas, ir a la universidad, ver el mundo real y lo divertido que se ve y lo divertido que piensas que podría ser. Dios extendió esa correa y me dejó saber lo que yo quería hacer, pero volví a Él antes de que se me fuera de las manos. Ahora estoy comprometido. Estoy dedicado. No importa lo que pase, voy a seguir a Cristo.

La responsabilidad en la Nascar es enorme. Eso es lo que me ha ayudado a crecer como seguidor de Cristo, como un cristiano activo. Tipos como Josh Wise y Ricky Stenhouse,  Trevor Bayne… se ayudan mutuamente. Todos sabemos que no somos perfectos. Todos sabemos que la mayoría de nosotros probablemente están luchando contra las mismas cosas. Así que podemos trabajar a través de él. Es simplemente genial cómo Dios nos ha puesto en la vida del otro para ayudar a fortalecer nuestra relación con Él.

En la pista a veces es frustrante para todos nosotros, porque queremos hacerlo bien. Somos competidores. No importa qué es la fe, somos competidores. Se vuelve difícil. Pero lo bueno de MacDonald Motorsports es que Randy MacDonald es un apasionado de Cristo y crea una situación diferente en la pista y fuera de la pista. Podemos centrarnos en un montón de actividades fuera de la pista. Estoy disponible para pasar tiempo con los fans para poder compartir mi historia. Puedo ir a las iglesias y compartir mi historia. Puedo ir a cualquier parte y contar mi historia. Pero cuando la gente te está mirando, esperan ver algo diferente en ti.

Es fácil averiguar lo que es diferente de mí. No hace falta escarbar mucho para darse cuenta. En las firmas de autógrafos digo “Bueno, voy a firmar un par.” Luego pienso: “No tengo que ir a ninguna parte. Así que me voy a sentar y voy a tener una conversación con alguien “. Yo sólo quiero conocerlos muy rápido y demostrar que me importa la gente y me encanta la gente. Siento que el amor es Dios y Dios es amor. Es muy importante mostrarlo.

Mi jefe de equipo, Randy, tiene mucha fe. No se altera, mantiene la calma. También muestra el amor y la compasión. Él es realmente un tipo muy sensible y una persona amorosa. Si necesito algo de Randy, sé que estará allí. Podría entrar y estar molesto porque los coches no son buenos, podría enfadarse por haber destrozado uno de los coches,  aun así Randy todavía muestra amor y humildad. Él quiere tener un alcance efectivo fuera de la pista.

Anuncios

Publicado el 22 octubre 2012 en Automovilismo, NASCAR y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: