Entrevista a Pooh Jeter

Pooh Jeter es un jugador de baloncesto que nació en Los Angeles en 1983. Tras jugar en el instituto de Gardena, Jeter estudió en la Universidad de Portland. El jugador americano estuvo jugando los dos primeros años tras salir del instituto en la Liga de Desarrollo Americana y en la liga de Ucrania respectivamente. Jeter llegó a España en la temporada 2008-09 como base titular del ViveMenorca. Tras su experiencia en Menorca, el jugador fichó por el  Unicaja Málaga, aunque en noviembre se marchó al Hapoel Migdal Jerusalén, de la liga de Israel. La temporada pasada jugó en los Sacramento Kings de la NBA, y en verano fichó por el FIATC Mutua Joventut para volver a jugar en la Liga Endesa.

· Sabemos que eres creyente y que Dios es importante en tu vida. ¿Cuál es tu relación con él?
Desde pequeño fui a la iglesia. A los 13 años, cuando estaba cursando octavo, empecé a entender lo que era la fe y lo que era el Espíritu Santo, Jesús y Dios. Mi tío Charles y mi tía Karen me regalaron mi primera Biblia en 1999, cuando tenía 16 años. Durante mi carrera como deportista, los planes que Dios tenía para mí me han ayudado a seguir hacia adelante. Él siempre me ha estado ayudando. Antes de salir a jugar, leía la Biblia, y esto me ayudaba a progresar, a continuar trabajando duro para llegar a donde quería. No soy perfecto, pero sé que mi relación y fe en Dios me ayudan a seguir avanzando.

· ¿Cómo sientes a Dios en tu día a día?
Cuando me levanto por la mañana empiezo orando a Dios. Entiendo que para hablar con Él, se tiene que hacer de manera privada, en un sitio en silencio, y es como lo hago. De esta manera, mi día empieza así, orando. Luego leo diferentes devocionales, y también me gusta leer salmos.

· ¿Has estado alguna vez en una iglesia evangélica española?
No, no he estado en ninguna iglesia evangélica desde que llegué a España, pero me gustaría ir algún día.

· Durante una temporada jugaste y viviste en Israel. ¿Qué significó para tu fe vivir en el país donde lo hizo Jesús?
Fue impresionante, espectacular. Estuve jugando en la ciudad de Jerusalén, y fue una experiencia impresionante. Cuando estuve allí, vinieron mi madre y mi abuela, porque quería que vieran todo eso, especialmente mi abuela, que creció en una iglesia y tuvo una vida dura. Estar en el mar Muerto, en la parte antigua de la ciudad y hacer el recorrido que hizo Jesús cargando la cruz fue impresionante. Muchas veces estuve dando vueltas por donde Jesús había pasado. Gracias a Dios, la temporada siguiente fiché por los Sacramento Kings y me fui a jugar a la NBA. Me siento muy bendecido y estoy muy agradecido por esa experiencia.

 · ¿Cómo es tu relación con tus compañeros de equipo? ¿Puedes compartir tu fe con ellos?
Mi relación con los compañeros es buena, con cada uno de ellos que he tenido durante mi carrera deportiva. Ellos saben que soy un verdadero creyente. Como decía antes, no soy perfecto, nadie lo es, pero intento actuar bien y hacer lo correcto con todo el mundo.

· Hablando sobre la fe, ¿cuáles son las diferencias entre los jugadores NBA y los jugadores de la Liga Endesa?
Una cosa que me gusta de la NBA es que cada ciudad tiene iglesias, y antes de los partidos, puedes ver a muchos jugadores allí. Por ejemplo, cuando estaba en los Sacramento Kings, Donte Greene y DeMarcus Cousins iban a la iglesia antes de jugar, o en Oklahoma City podías ver a Kevin Durant, Russell Westbrook, James Harden… casi todo el equipo va a la iglesia antes de los partidos. Esto dice mucho de los jugadores. La verdad es que no conozco la situación de los jugadores en España, si son creyentes o no.

· Cómo deportista profesional, ¿es más fácil hablar de Dios a la gente?
Sí, la verdad es que es más fácil. Pero muchas veces es diferente, cuando hablo de Dios, los medios de comunicación lo publican, aunque luego se preguntan de qué hablo. Hay gente a la que le caigo mal porque soy creyente, porque digo que se alabe a Dios y que a Él sea dada la gloria, pero esta es mi personalidad, y la gente sabe que Pooh Jeter es así.

· ¿Y es más fácil caer en tentaciones?
Indiscutiblemente, sí. Las tentaciones las tiene todo el mundo, pero un deportista profesional está rodeado de muchas mujeres y de muchas otras cosas. Es como un test, y tú decides qué camino escoger. Como decía anteriormente, no soy perfecto, pero sé las diferencias entre lo correcto y lo que es pecado. De esta manera, siempre he intentado hacer las cosas bien.

· ¿Has tenido alguna vez problemas con tu fe por tener una vida de deportista profesional?
No, gracias a Dios siempre he mantenido mi fe. La fe es lo que no se ve, pero si tú crees y vives con expectativas, no hay límites. Dios nos promete que responderá a nuestras oraciones, quizás no en el mismo momento, pero sí cuando Él lo crea oportuno. Si, como he dicho, creemos y vivimos con expectativas, él proveerá.

· Y por ultimo, ¿qué consejo darías a los jóvenes que les gusta el deporte?
Mi consejo para los jóvenes que aman el deporte es que trabajen duro para lo que aman. En el caso del baloncesto, si lo amas, irás al gimnasio, harás ejercicios cada día, te marcarás un objetivo, un día harás 100 flexiones, el siguiente 200, y así continuamente. Con este sacrificio se irá construyendo un muro. Es un trabajo duro, pero uno tiene que creer en sí mismo, y con la fuerza de Dios el esfuerzo dará frutos. Se tiene que creer de verdad, y si las cosas salen como uno quiere, hay que seguir trabajando duro.

Fuente: www.protestantedigital.com

Anuncios

Publicado el 25 abril 2012 en ACB, Básquet, NBA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: