Glory Alozie, no todas las vallas son tan fáciles

Glory Alozie nació en Nigeria, en la ciudad de Amator el 20 de Diciembre de 1977.  Está especializada en los 100 metros valla. Su mayor logro se produjo en las Olimpiadas de Sídney, con una medalla de plata en los 100 metros valla.

Se convirtió en campeona juvenil en 1986, compitiendo por Nigeria, para después ser campeona de África en su especialidad. Alozie llegó a España a principios de 1997, justo después de proclamarse sub-campeona Mundial junior de 100 metros vallas en Sídney, en septiembre de 1996. El 6 de julio del 2001 obtuvo la nacionalidad española, y a partir de ese momento empezó a competir defendiendo la bandera de España, logrando la medalla de oro en los Campeonatos de Atletismo de 2002.Gracias, Jesús” es el lema que utiliza la velocista antes de colocarse en los tacos de una carrera. En sus declaraciones ante los medios de comunicación, después de haber logrado una victoria, siempre tiene presente a Dios, del que dice que le ha ayudado para lograr ser una buena competidora: “Doy las gracias al Señor, que me ha ayudado mucho a ser atleta, y a mi entrenador Rafael Blanquer, un hombre que Dios ha traído para ayudarme en mi vida personal y deportiva“.

El novio de Glory formaba parte del equipo nigeriano de 4×400 y días antes de los Juegos Olímpicos, fué atropellado y murió cuando corría por las calles de Sidney , Glory vivió uno de los momentos más difíciles de su vida. En esos días Glory no hablaba con nadie. Sólo se limitaba a leer la Biblia. Ella misma recuerda aquellos momentos amargos: “Hace ya tiempo que pasé aquellas páginas. Fue algo amargo y doloroso, pero soy una persona creyente. Oré mucho y pedí a Dios que me diera la fuerza necesaria para superar aquel trance“. Sin apenas entrenar, con unos pocos ejercicios de trote, participó en los Juegos de Sídney. Su entrenador considera que aquella medalla de plata fue casi milagrosa, a la vista de las condiciones físicas y sentimentales de la atleta.

La persona que tiene al Señor, tiene esperanza, pero la persona que no tiene al Señor es como una vida perdida, una vida que no tiene esperanza y en aquel momento yo estaba muy triste, pensaba que no era posible correr y no era posible poder adaptar todo lo que había pasado, pero con oraciones y con la ayuda de mis hermanos, mi pastor y mi iglesia en general…. todo el mundo estaba orando, para que siguiera adelante porque la vida no acababa ahí, y el Señor me ayudó y me dió fortaleza para poder seguir porque era muy difícil.

Su última carrera fue el 4 de agosto de 2009 (13.47 en los 100 m vallas de la Copa de Clubes, en Mataró), dos días después de proclamarse, por última vez, campeona de España de la prueba en la que fue un referente internacional. Ese día se abrió un paréntesis que se cerrará en 2012, después de dos años en Nigeria y su regreso, en marzo, a Valencia, donde adoctrina a los chavales de la escuela del València Terra i Mar, su club desde 1998.

Anuncios

Publicado el 15 marzo 2012 en Atletismo y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: